LA HOMEOPATÍA ES MUY EFICAZ CONTRA EL ESTRÉS

Al terminar las vacaciones pensamos en los gastos excesivos que hemos tenido, en las tareas que se han quedado a medias o en las que se nos vienen encima. A este respecto se debe hacer una aclaración y es que no son lo mismo un momento puntual de agobio (que puede darse tanto al comienzo como al final del curso) como una depresión. Esta última va más allá y toca el plano emocional.

La depresión puede asustar por su asociación con los medicamentos alopáticos  o convencionales como ansiolíticos o psicofármacos. A este respecto el doctor Basauri ha aclarado que el 90% de los casos de depresión se tratan de moderados o leves. En ellos, según estudios, se demuestra que su efecto es igual o inferior que el placebo. Frente a esta opción del tratamiento convencional existen los medicamentos homeopáticos. Éstos, que tienen su eficacia probada, pueden tomarlos tanto las embarazadas, niños o ancianos y no tienen efectos secundarios. Por ejemplo hay 3 medicamentos que se usan mucho: el Sedatif (medicamento complejo que tiene distintos medicamentos homeopáticos en un mismo comprimido) sirve para la ansiedad puntual, la Ignatia es el gran ansiolítico homeopático, y el Kalium Phosphoricum que sirve para el agotamiento mental. Todos ayudarán a fortalecer tanto el cuerpo como el estado emocional de la persona.

Las épocas de estrés tienen un reflejo en nuestro cuerpo ya que bajan nuestras defensas y somos más propensos a tener infecciones y contagios.  Los conflictos emocionales nos descompensan inmunológicamente, algo que el médico homeópata intenta detectar y poner un tratamiento adecuado. Por ejemplo, un tratamiento general puede basarse en el Oscillococcinum o Equinácea, pero también existen medicamento homeopáticos que actúan sobre el terreno particular de cada persona, ajustándose a las características propias del paciente. Es por ello que la homeopatía funcionará de un modo distinto en cada persona.

Por eso la frase “la homeopatía es lenta” es errónea. Esta medicina se utiliza en muchos casos cuando el paciente que sufre una enfermedad crónica ve como los medicamentos convencionales no le funcionan y buscan un remedio en la homeopatía. Es por ello que, en ocasiones, la mejora en la calidad de vida de la persona y en su cuadro de salud puede necesitar tiempo.

Para poder enfrentar el estrés, el frío y los cambios que vienen con él, lo mejor es ser precavidos y utilizar nuestro botiquín homeopático para evitar todas estas patologías que pueden marcarnos la vuelta a la rutina.

 

Escucha el programa:

 

Deja un comentario