Éste domingo, empezamos abordando un tema que cada vez preocupa más a la Dirección General de Tráfico, y es el cómo afectan determinados fármacos en la conducción. Siempre se habla del riesgo del alcohol, de las drogas, la velocidad, de los despistes, etc., como causas importantes de siniestralidad con el coche, pero la DGT se ha dado cuenta de que cada vez están más presentes los efectos secundarios de los fármacos. “Muchas veces creemos que los psicofármacos son los únicos que pueden incidir en el conducción, es decir, principalmente los antidepresivos o ansiolíticos. Sin embargo, medicamentos para la tos, el ibuprofeno, el omeprazol, los de las alergias, etc., pueden producir somnolencia, es decir, los medicamentos convencionales para tratar un catarro pueden influir en la capacidad de conducir, y la DGT está tomando nota”, ha asegurado el Dr. Guillermo Basauri.

El doctor insiste en que los medicamentos convencionales no son inocuos y tienen efectos secundarios. “En el momento que podamos tratar cosas con el menor número de efectos secundarios como ocurre con el medicamento homeopático, esta opción se vuelve más interesante y especialmente si tienes que conducir o eres un profesional del volante.”

En este sentido, ha hecho también hincapié en que al final en la medicina lo importante no es tratar las enfermedades sino al paciente, a las personas, y eso se intenta hacer, lo que ocurre es que generalmente la estructura no lo permite. “Nosotros los médicos que usamos la homeopatía siempre decimos lo mismo, en homeopatía necesitamos tiempo con el paciente porque tenemos que hacer un tratamiento individualizado y para ello es imprescindible conocerlo en profundidad, incluido su mundo emocional y sus hábitos de vida.”

Consultas de los oyentes sobre homeopatía

Durante el transcurso del programa una de las oyentes preguntó si la homeopatía tiene algún tratamiento para el molusco contagioso en niños. El doctor explica que este trastorno se basa en la aparición en la piel de unas verruguitas que suelen resultar muy molestas, ya que los tratamientos convencionales no son muy eficaces y en general son muy agresivos. “La homeopatía funciona muy bien en estos casos, yo tengo buenas experiencias. Es muy importante ver el tipo de lesión porque los moluscos no son todos iguales, dependen del niño, y esto en homeopatía es crucial. Sí hay tratamientos homeopáticos que funcional genial, pero hay que ver al niño  para hacer un tratamiento adecuado. Hay medicamentos eficaces para este tipo de situaciones. Insisto, lo ideal es que lo vea un médico homeópata.”

A colación de esta consulta el doctor nos matiza que la homeopatía tiene la ventaja de que individualiza el tratamiento, pero otras veces se puede emplear también de forma genérica. “Por ejemplo, para los golpes el árnica va muy bien, para un esguince, una fractura, una contusión o un hematoma. Tomar árnica a la 15 CH, 3 bolitas, entre 3 y 5  veces al día siempre va a ir bien en cualquier traumatismo. O lo que siempre decimos en invierno, tomar oscillococcinum ayuda a las defensas en general. Pero para situaciones concretas ahí es importante ver cada caso de forma detenida.”

Otro de los oyentes expone su caso y pide consejo sobre cómo la homeopatía puede ayudar al paciente oncológico. En este sentido, el doctor se muestra muy claro: “Nadie plantea el tratamiento y curación del cáncer con homeopatía. Lo que decimos es que lo que hoy en día funciona mejor en los hospitales que tratan el cáncer es la oncología integrativa, es decir, el incorporar todos los elementos que mejoren la calidad de vida del paciente, y la homeopatía es una de las opciones que más nos ayudan en los aspectos más difíciles de la quimioterapia y del tratamiento del cáncer. Desde las cirugías, los protocolos para las recuperaciones, las intervenciones, los  postoperatorios, etc. En cuanto a la radioterapia tenemos estudios en las que se ve que las lesiones de piel y las reacciones secundarias de las radiaciones de quimioterapia son mucho menores y que se llevan mejor que en los pacientes que no toman homeopatía. Se trata de complementar ambos tipos de tratamientos.”

Por último, el doctor destaca que los medicamentos homeopáticos se usan también y son muy eficaces para trastornos emocionales. Y terminamos hablando del empleo de la homeopatía en el ámbito veterinario donde una vez más esta terapéutica se muestra eficaz, quedando así descartado claramente el efecto placebo del que hablan algunos detractores de esta terapia médica.