Cómo cambiar los hábitos de vida para ganar salud

Para iniciar éste nuevo programa de Así es la vida, retomamos el asunto del último en el que hablamos de la educación de los niños. El mensaje central de todas las teorías que comentamos  es que con cariño, ternura y amor se crece mejor. “Es llevar a la práctica lo que decía Gandhi de “transfórmate en lo que quieras que se convierta el mundo”. Se trata de generar los sentimientos que deseas para ti en tu vida y por ende para el mundo”, asegura el doctor Guillermo Basauri.

El problema principal de la época actual es el ritmo de vida y la gran cantidad de estrés que tenemos. “El estrés crea alteraciones en nuestro genoma y herencia genética. El sosiego, la tranquilidad, los buenos sentimientos, mejoran por el contrario nuestro material genético, de hecho enlentecen el envejecimiento celular.”

Según un estudio, en las personas que meditan una parte de su material genético, en concreto el telómero, es más largo y a medida que es más largo significa que la célula es más joven y tiene más capacidad de respuesta, pero si se acorta es un signo de envejecimiento celular que acaba con la célula. En general, en este estudio se ha visto que la gente que medita, ora, practica yoga, etc., consigue que esos telómeros permanezcan más tiempo largos en  comparación con la gente que no tiene momentos de relajación a lo largo del día.

El doctor asegura que antes de tomar tantos suplementos nutricionales se pueden hacer otras cosas como cambiar la actitud, dedicar minutos a lo largo del día a parar un poco, a reflexionar, a meditar, a relajarnos, etc. La ciencia nos enseña que todo esto genera salud.

“La soledad es un estado muy necesario. Lo necesitamos, un rato todos los días. El problema es cuando te sientes solo, que pienses que no hay nadie que nos acompañe. Sin embargo, esto no es del todo cierto porque al final todos estamos conectados. Todos tenemos el mismo objetivo en la vida, que es ser felices, pero no somos conscientes de que ayudándonos podríamos ser más felices. Cada vez somos más individualistas y menos solidarios. Antes había un sentimiento de comunidad que ahora se está perdiendo y que es muy útil para los seres humanos.”

Y volvemos al tema con el que iniciábamos este programa y es que, en definitiva si abrazamos más a nuestros hijos van a crecer más felices. El afecto genera confianza y  salud. Es una medicina para el cuerpo y el alma, confirma el doctor.

Embarazadas y homeopatía

Muy relacionado con los niños es el ámbito de las embarazadas. “La homeopatía en estos casos nos da solución a todos esos problemas que una embarazada puede tener a lo largo del embarazo con absoluta seguridad. Es decir, cualquier embarazada puede tomar medicamentos homeopáticos que la alivien una ciática, las hemorroides, la gripe, un herpes, un resfriado, ardores de estómago, varices, insomnio, problemas emocionales, miedo al parto, etc.

Las embarazadas deberían tener un médico homeópata de referencia durante el embarazo, porque la expectativa de solucionar estos trastornos es muy buena con la homeopatía, y además es tan segura que la pueden tomar las mujeres embarazadas en cualquier tipo de embarazo.”

Uso de los medicamentos

Otro de los temas abordados en este espacio de salud ha sido el abuso que se está haciendo de determinados medicamentos, sobre todo, de los antibióticos. A este respecto, el doctor  Basauri asegura que no hay medicamentos malos, sólo hay buen o mal uso de ellos.” El problema de los antibióticos es que los hemos estado usando muy mal, y por ello se están consiguiendo efectos perversos para la salud. Se están produciendo resistencias de bacterias y la comunidad médica está preocupada porque  al final no seamos capaces de crear medicamentos contra esas bacterias.

En Francia, que llevan usando la homeopatía en la sanidad pública más de 50 años, hace poco se ha publicado el estudio EPI III que concluye que los médicos que utilizan la homeopatía usan la mitad de ansiolíticos, antidepresivos y antiinflamatorios. El usar homeopatía hace que no tengamos que recurrir a otro tipo de medicamentos, consiguiendo que finalmente éstos sean útiles cuando realmente los necesitamos.

La solución de la gripe no es antibiótico porque éste actúa sobre las bacterias y no sobre los virus. No obstante, se sigue abusando de los antibióticos. Por parte de los médicos y de los pacientes que se automedican.”

Cáncer, actividad física, ansiedad y alimentación

En la última parte del programa hacemos mención a un estudio publicado recientemente que asegura que por cada dos horas de inactividad física aumenta un  10%  en las mujeres la posibilidad de desarrollar cáncer de endometrio, un 8% las de sufrir cáncer intestinal y un 6% cáncer pulmonar. Es decir, se relacionan claramente sedentarismo y cáncer.

Según Basauri, hay cosas que sabemos que van a favor de la salud y otras en contra. Sabemos que el cuerpo está hecho para moverse, y que la actividad ha de ser cotidiana, aunque también debemos saber que si los practicamos de forma profesional puede generar estrés oxidativo y otras  enfermedades o lesiones.

Pasear, caminar todos los días, ir al gimnasio, etc. Tener entre 4 y 8 horas de actividad física a la semana es muy interesante para la salud. Y en cuanto a los niños hay que destacar que cada vez se mueven menos y comen más. El ocio es pasivo, delante de pantallas y desde pequeño se tiene déficit de actividad física. El porcentaje de actividad física de los niños de hoy en día, es la mitad de la que hacían sus padres.

Otros de los problemas importantes de salud del momento actual es la ansiedad. De hecho, el doctor asegura que es una de las consultas más frecuentes en medicina general. Se trata de uno de los factores que más patología genera, con mucha infelicidad. “La homeopatía es una ayuda inestimable en estos casos, porque nos ayuda a manejar, a gestionar, a metabolizar todas estas emociones y todos los síntomas que la ansiedad puede generar, como cefaleas, insomnio, malestar digestivo, problemas de piel, etc.

Los médicos nos sentimos desarmados ante esta ansiedad crónica por la forma en la que estamos viviendo. Lo ideal sería generar cambios en los hábitos, pero esto no es fácil. Nuestra vida depende en gran medida de si vivimos o no tranquilos.

Cada vez hay más consciencia de que es necesario modular el estrés para evitar ciertos problemas de salud. Tenemos que saber adaptarnos a ese estrés y usar medicamentos que ayuden a nuestro sistema nervioso a ser más fuerte, como es el caso de los medicamentos homeopáticos.”

Al mismo tiempo la alimentación también influye, por ello Guillermo Basauri insiste en que es necesario cocinar más y no abusar de productos precocinados siendo, por tanto, lo más naturales posible. Cereales integrales, legumbres y verduras, son los ingredientes fundamentales de la dieta, por encima incluso de la fruta, que también es crucial.  No hace falta tomar leche si la dieta es equilibrada y no hay exceso de proteína. El cuerpo necesita hidratos de carbono, pero no refinados, los que están en las legumbres, el arroz, etc.  Comer frutos secos todos los días, una poca cantidad, es muy bueno en general para la salud.