En este nuevo número de Asi es la Vida tratamos un tema pendiente en otros programas anteriores. En ellos se habló sobre las diferentes enfermedades que llegaban con el cambio de estación que estamos viviendo, pero falta por tratar el tema del dolor de huesos.
En invierno se juntan los dos factores que pueden empeorar el estado de las personas que lo padecen, la humedad y el frío. La combinación de ambos es perjudicial para una persona con reuma, sin que ninguno de los dos factores sea peor que el otro. Bajo esta palabra, reúma, se engloban muchas enfermedades de la misma tipología que comparten características comunes.
Todas ellas comienzan con una reacción autoinmune que produce el cuerpo. Debido a un mal control de las defensas ciertas zonas del organismo empiezan a crear inflamaciones donde no debería haberlas. Los huesos y músculos son las más habituales pero pueden darse también en órganos internos como hígado, corazón o riñones. Normalmente las enfermedades reumáticas empiezan con una inflamación que acaba en desgaste: pasan por ejemplo de artritis a artrosis.
Es muy común oír a personas predecir cambios en el tiempo meteorológico basándose en que “lo notan en los huesos”. Para el doctor Basauri este dicho tiene cierta base científica. Una persona con artrosis de cadera u operada de una dolencia ósea (prótesis, accidente de tráfico, etc.) podrá tener cicatrices en el hueso, las cuales son sensibles a los cambios de presión barométrica.
Esto no significa que todos los pacientes puedan tener esta sensibilidad ya que para el doctor Basauri “cada persona es un mundo”. Habrá pacientes que tengan enfermedades reumáticas que sean crónicas y otros que no las sufran hasta bastante tiempo después de haber tenido un brote. Es en esta singularidad en la cual la homeopatía juega un papel importante. Dependiendo del estado físico y emocional de cada persona variará el tratamiento y los medicamentos homeopáticos que ayudarán a aliviar los síntomas.
Estos medicamentos regularán el proceso de inflamación y conseguiremos minimizar e incluso evitar los medicamentos convencionales con sus efectos secundarios. Además la homeopatía no se toma únicamente cuando se está enfermo sino que su uso ayudará a reforzar nuestro sistema inmunitario, mejorando nuestros puntos fuertes y corrigiendo las deficiencias.

 

Escucha el programa: