El pasado domingo, comenzado ya el mes de noviembre, empezamos el programa tratando la polémica que se ha generado en torno a la noticia acerca del futuro de la sociedad. Concretamente se hace referencia al aumento del número de personas mayores que habrá dentro de 20 años. Actualmente el 8% de la población es anciana, una cifra que se duplicará en ese panorama futuro.  Esto supondrá un mayor gasto en la sanidad, pero también un reto a nivel económico y familiar o social. Por ejemplo la OMS ha publicado un dato en el que los jóvenes de ahora serán la primera generación que se espera que vivan menos años que sus padres. A menos personas jóvenes, menor posibilidad de recibir cuidados en los mayores.

Esta temática lleva a preguntarse cuándo se puede tratar a una persona como mayor o anciana. No hay una fecha o edad establecida para esta consideración ya que cada persona envejece a un ritmo y a una manera diferente.  Lo que realmente importa es la funcionalidad de la persona. En este punto toma importancia el concepto de “fragilidad de la persona” mediante el cual una persona de 70 años puede tener mayor vitalidad que una de 50.

Ante este panorama futuro se debe poner más recursos en la prevención de patologías que pueden causar problemas. Entre los principales hábitos que debemos tener en cuenta está nuestra alimentación ya que tiene un impacto directo sobre nuestra salud. Alejarnos de los productos industriales, saber la procedencia de los alimentos y evitar el sedentarismo están entre los principales consejos de los nutricionistas que nos ayudarán a mantener un organismo sano y fuerte. Y es que el cuerpo es una máquina preparada para adaptarse a los cambios, pero necesita tiempo para ello. El organismo no está adaptado para tratar con sustancias químicas pero sí con las naturales. Una filosofía que se pudo ver con la visita de Paz Bañuelos a este programa.

Cuidarnos ahora y cuidar a los que nos rodean hará que miremos sin miedo al futuro que nos espera.