“Reducir riesgos, romper mitos y llevarlo lo mejor posible”

En éste @asieslavida, hablamos de la homeopatía en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y en niños. El doctor Guillermo Basauri nos ha asegurado que a su consulta acuden muchos niños, porque abordar la patología infantil con homeopatía tiene muchas ventajas además de ser eficaz. “Con la homeopatía se pueden tratar afecciones que desde el punto de vista convencional tienen mal tratamiento y además los padres cuidan mucho qué dar a sus hijos. Los padres toleran mejor tomar antibióticos o antiinflamatorios para ellos, pero cuando se trata de sus hijos lo llevan peor. Nos pasa mucho a que a veces empezamos tratando a los niños con homeopatía y luego acabamos haciéndolo con toda la familia.”

Actualmente se está experimentando un auge de determinadas patologías en el ámbito pediátrico principalmente se trata de trastornos que están relacionados con el entorno alérgico como procesos asmáticos, atopias, infecciones de repetición de las vías respiratorias altas, otitis…: “Estamos viendo que el sistema inmunológico de los niños está cambiando y no está funcionando tan bien.”

En cuanto a la mejor manera de criar a un bebé, en el programa se ha insistido mucho en la lactancia materna. Es cierto que en este periodo hay que tener un cuidado con lo que se ingiere porque “todos los tóxicos que la madre tome, alcohol, café, excitantes, muchos medicamentos, se metabolizan de alguna manera en el cuerpo de la madre, y parte de todo eso puede acabar pasando de la leche al bebé. Hay pocos medicamentos que contraindiquen la lactancia materna, no obstante el mejor medicamento que puede tomar la madre lactante es el que no tome, salvo los medicamentos homeopáticos que son los que no generan ningún residuo tóxico en el organismo y que son absolutamente seguros en este sentido.”

“La homeopatía es una terapéutica de gran utilidad en cualquier situación, pero cuando hablamos de bebés o madres lactantes son medicamentos que deben ser de primera elección”, insiste el doctor Basauri.

La mujer embarazada también puede tratarse con homeopatía, si tiene un herpes, una ciática, un lumbago, hemorroides, un catarro, migrañas, hipertensión, etc. “Hay que valorar cualquier situación en la que podamos usar medicamentos homeopáticos que implique una disminución del uso de otros medicamentos o que los sustituyan, porque hay muchas situaciones que con un abordaje homeopático es suficiente. Cuantos menos medicamentos con efectos secundarios o con carga tóxica tomemos, mejor.”

En cuanto al periodo de lactancia el doctor ha comentado que durante los seis primeros meses de la vida de un bebé el alimento exclusivo debe ser la leche materna y directamente del pecho. Con una buena lactancia el bebé no necesita nada más, ni siquiera agua, salvo situaciones excepcionales de mucho calor. Después se introduce la alimentación complementaria, pero hasta el año la alimentación fundamental es la leche materna. Los otros alimentos se introducen para que el bebé  se vaya adaptando a las texturas y sabores, pero hasta los 2 años la lactancia materna será muy importante.

La homeopatía durante la lactancia es muy importante porque esta terapéutica está compuesta de medicamentos seguros, sin ninguna carga tóxica que nos permiten tratar muchas situaciones y dolencias durante este periodo. Hay muchos problemas que pueden interrumpir la lactancia materna, como mastitis, grietas en el pezón, infecciones, problemas de subida de leche, que se  inflamen los pechos o también el estrés. Para todos estos casos la homeopatía tiene medicamentos que no sólo son seguros sino que tratan muy bien esas situaciones y son eficaces. Las varices, las almorranas o hemorroides, también se pueden tratar con homeopatía y además en la medicación convencional apenas hay opciones para estos trastornos. Lo mismo ocurre con los problemas digestivos, el reflujo, pesadez, las digestiones pesadas, etc.

“Mientras el tratamiento homeopático pueda cubrir la necesidad de la paciente embarazada es la opción ideal, si podemos usar estos medicamentos frente a otros evidentemente nos tenemos que decantar por éste”, asevera el homeópata.

Volviendo al tema de los niños el doctor ha aclarado que la homeopatía es eficaz para los problemas de atopia de los pequeños, una afección que tiene que ver con la alteración del sistema inmunológico de nuestros hijos, como se citaba al principio del programa. En cuanto a los cólicos del lactante: “La homeopatía en estos casos es espectacular y también tenemos medicamentos que alivian mucho, igual que con la dentición.”

Por último, haciendo referencia a la eficacia de los medicamentos homeopáticos en los niños, ha salido a colación el efecto placebo. En este sentido, Basauri ha resaltado que el medicamento  homeopático tiene un efecto más allá del placebo, y que hay estudios que lo muestran: “Es más, el efecto placebo de los medicamentos convencionales es igual o mayor que el de los medicamentos homeopáticos. El efecto placebo está en cualquier acto médico y en cualquier medicamento.”