Hoy tenemos el placer de contar con la experiencia del nefrólogo Juan Carlos Alonso Gómez. Los problemas renales y la nefrología en general, es una especialidad que no hemos tratado mucho en el programa, además de ser uno de los campos de la medicina más importantes del cuerpo.

Desde que decidí que sería médico siempre me ha movido la curiosidad. Al inicio me centré en conseguir los fundamentos básicos de mi naturaleza como médico, pero paulatinamente fui descubriendo que hay más mundos y están en este.

MEDICINA INTEGRATIVA CON NOMBRE Y APELLIDOS

El dr. Juan Carlos Alonso nos cuenta como se lanzó a la búsqueda de conocimientos convencionales y menos convencionales con el convencimiento de que el ser humano funciona como un todo y no como una suma de partes. Esta certeza, dice, “me ha conducido al estudio de diversas herramientas terapéuticas que me permiten ofrecer aquello que necesita cada persona en función del momento que esté viviendo. Es la medicina integrativa y, además, con nombre y apellidos. Ahora siento que ha llegado el momento de poner a vuestra disposición todo lo que he aprendido y aún más de lo que me queda por aprender”.

Al preguntarle ¿Qué le lleva a un nefrólogo a estudiar la homeopatía y a incorporarla para enriquecer su día a día? Juan Carlos Alonso nos respondía que, lo primero, como médico, la curiosidad. En concreto, esa especialidad que es de las pocas que ve al paciente como un todo.

“Somos el médico de cabecera de los pacientes de diálisis. Los nefrópatas, no se fían, desgraciadamente, de ningún otro médico y nos lo preguntan todo. Ese aspecto es lo que me ha llevado a tener una visión holística y global del paciente”.

SOMOS UN TODO

De hecho afecta a muchos otros órganos, señala Alonso, ya que ayuda a eliminar muchos residuos o toxinas y si estos no se expulsan empiezan a fallar el resto de los órganos. Aparte, los riñones tienen otras funciones, por ejemplo, la vitamina D depende del buen funcionamiento de este órgano y también segrega la proteína eritropoyetina, la cual se encarga de estimular la producción de glóbulos rojos.

Para Juan Carlos Alonso existen tres mantras. El primero es la dieta, el segundo es ejercicio físico moderado y el último es la gestión de las emociones. Una persona con depresión tiene mayor incidencia de desarrollar cualquier tipo de enfermedad. Las emociones mal gestionadas afectan, especialmente, al sistema inmune.

Juan Carlos afirma que todos los médicos, en general, suelen tener miedo de los pacientes con insuficiencia renal, porque no sabe que recetarle. “Al final, si es necesario, le tienes que dar tratamiento, arriesgándote a que se generen más efectos secundarios”.  Un buen aliado en estos casos es la medicina homeopática, tal y como señala Juan Carlos: “la homeopatía trata al paciente poniéndole nombre y apellidos, es decir, la misma enfermedad en cada paciente se trata de forma distinta, porque se consideran todas las características del individuo”.

Lo que vale para el riñón vale para cualquier órgano. Lo que pretendemos es cuidar a toda la persona en su conjunto.

En relación con los tres mantras, cuando hablamos de la dieta, no es un concepto universal y rígido. Cada persona metaboliza de manera distinta y tiene gustos distintos.

El paciente con problemas renales puede tener un problema inflamatorio debido a algún traumatismo y si ese problema puedes tratarlo con homeopatía vamos a evitar sobrecargarlo con medicamentos”.

“Al paciente nefrópata le puedes añadir tratamientos homeopáticos que, evidentemente, lo que hacen es mejorar la respuesta.” -Juan Carlos Alonso

 

Escucha el programa y suscríbete a nuestro canal de Ivoox donde encontrarás todos los programas de Así es la Vida!