Durante este programa quisimos tratar un tema que, por una razón u otra, siempre “se quedaba en el tintero”: la homeopatía en los problemas de la mujer. Con la marcha del 8-M quisimos traer a colación la relación entre esta terapéutica y el sexo femenino y profundizar en sus detalles.

Por ello contamos con la colaboración de Emma Esteve, ginecóloga y especialista en homeopatía. Antes de dar paso a la colaboradora el doctor Guillermo Basauri detalló el problema que existe en torno a los disruptores hormonales, unas sustancias parecidas a nuestras hormonas pero que confunden al cuerpo. Éstas, presentes en diversos materiales, alimentos, etc. provocan patologías.

En este punto la doctora Esteve quiso mostrar su total desconfianza a los productos industriales, los principales portadores de sustancias tóxicas para el cuerpo.
Al mismo tiempo los colaboradores quisieron puntualizar que, aunque en los últimos años se haya avanzado en la igualdad de hombres y mujeres (aunque no la suficiente) existen diferencias a un nivel biológico. La principal sería la menstruación y todo lo que va ligado a ella.

Esteve detalló que las mujeres tienen una estructura cíclica. Es decir, cada mes pasa por 4 fases: pre-ovulatoria, ovulación, pre-menstrual y regla. Durante los últimos 40 años la mujer se ha ido incorporando al mercado laboral, el cual está estructurado de una manera más lineal, “al estilo de los hombres”. Esta desconexión de la faceta clínica “no permite a la mujer potencias las características especiales en cada fase”. Unas características tanto a nivel físico como intuitivo, emocional, relacional, etc. que si se conocieran y aprovechasen beneficiaría a la sociedad.

Un desequilibrio en el cual Basauri quiso conocer el papel de la dieta. Un factor a tener en cuenta ya que, sumado a la contaminación, sedentarismo y la mala gestión de las emociones , provocan diversas patologías en el organismo.

Frente a estos problemas Esteve señaló que la medicina o ginecología convencional tiene pocas estrategias de diagnóstico: hormonas, antiinflamatorios y cirugía. Una escasez de herramientas que se ve ampliada si se pone el foco en otras terapias como la homeopatía o fitoterapia. Para la ginecóloga “hay que tener la mente más abierta, ya que no solamente el profesional tendrá menos maneras de afrontar la patología, sino que el paciente no recibirá el mejor tratamiento”.

En las consultas se debe escuchar a la persona que se tiene delante y minimizar el impacto de los causantes de su problema. “Para equilibrar nuestro cuerpo es importante tener consciencia sobre la salud propia y los hábitos que se tiene”, apuntó Esteve.

Gracias a los medicamentos homeopáticos y a la sintonía con nuestros ciclos podremos equilibrar nuestras hormonas y conseguir los beneficios tanto físicos como emocionales.

Escucha el programa completo y suscríbete a nuestro canal de Ivoox donde encontrarás todos los programas de Así es la Vida!