“Así es la vida” abordó en su último programa qué es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y su forma de tratarla. Según nos explicó el doctor Guillermo Basauri, es una enfermedad que se caracteriza por una dificultad respiratoria crónica, que se asocia a la bronquitis crónica (inflamación crónica de los bronquios) y que presenta un aumento de mucosidad. Además, suelen manifestarse enfisemas, es decir, la alteración de las zonas finales de los bronquios, los alveolos, que es donde se produce el intercambio de gases (del aire que entra en los pulmones y los vasos sanguíneos).

El asma puede ser el comienzo de una EPOC en algunos pacientes. Su causa más importante es el tabaco, pero también puede tener relación con enfermedades mal curadas o con una tendencia patológica constitucional y otras veces está relacionada con enfermedades profesionales.

El tratamiento es complejo porque es una enfermedad crónica y en la mayoría de los casos cuando se diagnostica ya no tiene cura. Se utilizan tratamientos broncodilatadores de mantenimiento, corticoides, etc., pero el gran problema es que esta enfermedad va evolucionando, agravándose y este tipo de medicamentos no frena esa evolución. Además, los pacientes tienen una gran cantidad de mucosidad con infecciones recurrentes y es en estas situaciones en las que la homeopatía nos aporta un plus en su tratamiento y su desarrollo, asevera el doctor.

“Tenemos muy buen experiencia en relación con esta enfermedad y la homeopatía, en dos sentidos. Por un lado, en el pronóstico y evolución, ya que con los medicamento homeopáticos conseguimos que el paciente esté más estable y así mejoramos su calidad de vida. La medicación convencional tienen sus efectos secundarios, sin embargo con la homeopatía éstos se minimizan y a veces hasta se puede llegar a prescindir de esta medicación. Y por otra parte, está la prevención, pues con la homeopatía se pueden pasar inviernos mejores sin infecciones e ingresos ya que dispone de tratamientos para cuando se producen agravaciones por infecciones o por situaciones ambientales, por el clima, etc.  La homeopatía tiene tratamientos para las situaciones de crisis que estos pacientes manifiestan en ocasiones y además tenemos mucha experiencia con pacientes de este tipo e investigaciones al respecto.”

Hay un estudio realizado en Austria, comenta Guillermo Basauri, publicado en la revista Chest, una de las más importantes sobre el aparato respiratorio que hay en el mundo, que corrobora la utilidad de la homeopatía para el tratamiento de la EPOC. Se realizó en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de este país. A un grupo de pacientes se le administró un medicamento homeopático y a otro no se le ofreció. Lo que estudio acaba reflejando es que los pacientes que tomaron este medicamento homeopático pudieron desintubarse (algo común en los pacientes de EPOC por las dificultades respiratorias que sufren) antes que los que no lo ingirieron, y además tuvieron menos dificultades y permanecieron menos tiempo en la UVI.

Durante el programa pudimos escuchar también la opinión de Juan Ignacio Torres, médico homeópata, que realizó recientemente una ponencia sobre EPOC. Respecto a la homeopatía y la EPOC, nos dijo lo siguiente: “En estos casos, es un tratamiento complementario con una serie de objetivos que cubrirán lo que la medicación convencional no puede. La homeopatía puede tener un papel en las exacerbaciones porque disponemos de muy pocas herramientas terapéuticas que sean útiles para ello. Siempre complementando el tratamiento convencional.”

La homeopatía realiza un papel preventivo en las exacerbaciones o agravaciones de la EPOC, matiza el doctor Guillermo Basauri: o logra que se produzcan menos o sean más leves, y gracias a ella se pueden limitar los ingresos u hospitalizaciones. Y también hay medicamentos que ayudan a tratar el proceso de agravación cuando se produce el catarro, etc. El tratamiento homeopático actúa en los tres niveles del paciente: cuando está estable, como prevención y en el tratamiento de las agravaciones.

El problema de la EPOC es que te limita la vida, no puedes subir cuestas, y suele ir acompañado de problemas del corazón. Cualquier catarro puede agravar su situación.

El doctor Ignacio Torres considera que el interés sobre la homeopatía es cada vez más creciente en la sociedad en general. “Los pacientes y los médicos vemos que es una terapia muy ventajosa por su seguridad y eficacia. Y esto, en el caso de la EPOC viene muy bien porque estos pacientes son todos polimedicados., así que en estos casos dar medicación que no incremente los efectos secundarios siempre es beneficioso.

Hay especialistas que se dan cuenta de que tienen lagunas en cuanto a herramientas terapéuticas y están buscando lo mejor para sus pacientes, por eso se acercan a otras terapias como la homeopatía. Cada vez más hay más interés por los médicos para formarse en homeopatía no sólo de familia, sino también especialistas.

La homeopatía ayuda mucho a los pacientes, en niños, en crónicos, embarazadas, y en muchas patologías mejora la calidad asistencial. El paciente está mucho mejor cuidado cuando la incorporamos.”

Cómo se trata a la homeopatía en las universidades

Esta es la reflexión con la que empezamos la segunda parte del programa. En opinión de nuestros expertos depende, pues en nuestro país hay diversas opiniones al respecto. Además,  uno de los problemas que hay en torno a la homeopatía es la existencia de grupos de presión fuertes que no les interesa que la homeopatía esté en la sanidad, tanto en la universidad como en centros de salud. Los medicamentos homeopáticos están regulados en Europa y en España, pero en nuestro país falta un trámite que en Europa ya está resuelto desde hace tiempo. El medicamento homeopático está registrado como tal en España y conforme a lo estipulado en la Ley del Medicamento y por eso se vende exclusivamente en farmacias, de modo que teóricamente las farmacias tienen la obligación de venderlo.

“La impresión es que el paciente que usa el medicamento homeopático y ve que mejora tiene la percepción de que realmente él participa más en su propia curación y que está usando una terapia digamos más natural y con menos carga de efectos negativos sobre su salud. Cuando el paciente ha tenido una experiencia positiva con la homeopatía nos pregunta ¿puedo usarla de nuevo o para otra cosa?”

Para finalizar, el doctor Basauri aporta sus impresiones: “Un prototipo de paciente que suelo tener en la consulta es el de niños pequeños que empiezan las escolarización o la guardería y que están tomando antibióticos cada 4 semanas. Si empiezas a tratarlos con homeopatía el pronóstico cambia, han de tomar menos medicamentos, enferman menos, se recurre a menos tratamientos de otro tipo y podemos conseguir que pasen el invierno sin antibióticos. El medicamento homeopático actúa mejorando los mecanismos de defensa que tiene el cuerpo de resistir a la enfermedad o infecciones. El Oscillococcinum es por ejemplo el medicamento homeopático más usado en Francia para prevenir y tratar la gripe. De hecho, si los pacientes con EPOC o los niños sólo usaran Oscillococcinum, ya estaríamos mejorando el diagnóstico y estimulando las defensas frente a los procesos víricos.”