La homeopatía como alternativa a la polimedicación

En esta ocasión empezamos el programa Así es la vida, haciendo mención a un curso al que acudió el doctor Guillermo Basauri, donde intervino un psicoanalista y psicoterapeuta francés y también homeópata con más de 20 años de experiencia. El doctor nos explica que este experto estuvo hablando de trastornos del comportamiento alimentario, la bulimia, la anorexia, la obesidad, el comer compulsivamente, etc., y de su abordaje psicoterapéutico además de cómo los medicamentos homeopáticos y la homeopatía ayudan en estos casos, en un contexto de tratamiento integrado.

“Vimos cómo en Francia los psiquiatras también usan homeopatía –añade el doctor.” Y precisamente a colación de este comentario el doctor recuerda el estudio realizado en Francia en el que se ve recoge que los médicos en general de todas las especialidades cuando utilizan medicamentos homeopáticos al final mandan menos ansiolíticos, antidepresivos, antibióticos y antiinflamatorios, que los médicos que no saben usar homeopatía.

Colesterol

Cambiando de tercio durante el resto del programa hablamos del colesterol y el uso que se hace de las estatinas para su control. En este sentido, Basauri asegura que precisamente hoy en día éste es uno de los debates abiertos en la medicina. “Los expertos últimamente dicen que toda la importancia que se dio al colesterol en relación con los problemas cardiacos, como responsable de los ictus, ataques al corazón, etc., obedecen a datos de estudios sobredimensionados que no reflejan la realidad y con el paso de los años se ha visto que el índice de colesterol no tiene que ver con la salud cardiovascular y el uso de estatinas no está justificado prácticamente en ningún caso. Lo que dicen los estudios es que ese supuesto daño del colesterol en las arterias no es real. De hecho, un estudio refleja que el uso de estatinas  sería eficaz en 1 de cada 200 personas y se calcula que sólo alargaría la vida unos tres meses.”

Según el homeópata lo que viene a reflejar esta situación es que la medicina nos enseña que puede haber variaciones y que hay cosas en las que puede haberse equivocado.

“Hemos convertido el colesterol casi en un veneno. El problema es que lo hemos sobredimensionado y hemos convertido unos hábitos de vida que eran saludables en todo lo contrario. Sobre todo por el tema de las grasas. Primero se empezó atacando el pescado azul y luego se vio que era bueno, pero ahora son las grasas de origen animal y las hemos sustituido por grasas que decíamos que eran mejores, las grasas  vegetales, sin embargo dentro de éstas se encuentran las trans, que son las que emplean de forma industrial, y de ellas sí  que debemos cuidarnos mucho.”

Polimedicación

El abuso del ibuprofeno es una realidad cada vez más común, pese a que algunos estudios aseguren que es un medicamento poco recomendable. Para el doctor Guillermo Basauri el problema no está en los fármacos en sí, sino en el uso que se hace de ellos: “Cada vez hay más polimedicación y algunos la tildan ya como un problema de salud pública.”

“En casa está bien que haya un botiquín con medicamentos básicos siempre que se sepa usar. La automedicación no es peligrosa, el paciente tiene que saber, pero hay que saber educarlo. No todo hay que consultarlo con el médico, hay que educar y saber cuándo podemos tomar tranquilamente un medicamento.

Se trata más de autocuidarse, y conocer las opciones. Por ejemplo, en lugar de evitar un dolor con ibuprofeno podemos darnos una friega con una crema de árnica, en lugar de recurrir a este fármaco. Se trataría de que los médicos supieran transmitir este autocuidado, y de recurrir al sentido común ya que hay cosas que se pueden manejar en casa.”

El homeópata apunta que la gama de medicamentos para tratar una misma cosa es amplia. Muchas cosas que tratamos con medicamentos que sabemos que tienen efectos secundarios los podemos tratar con medicamentos  homeopáticos o plantas medicinales. Podemos pedirles a nuestros médicos que nos ofrezcan otras alternativas terapéuticas. Los pacientes aprenden enseguida a usar lo que el médico le prescribe. Cuando enseñas a usar medicamentos como los homeopáticos que no tienen peligro, son rápido y efectivos, son cosas que el paciente acaba aprendiendo.”

Para calmar el dolor sí se puede tomar ibuprofeno, pero el problema es que se está usando para todo, señala el doctor. “Dos o tres ibuprofenos al día de forma prolongada en el tiempo aumentan el riesgo de tener problemas cardiovasculares serios. Hay que usar por tanto los medicamentos en su justa medida y siempre que podamos usar aquellos que supongan una alternativa y que no produzcan efectos secundarios, va a ser mejor.

A veces hay que usar determinados fármacos porque el paciente los necesita, pero hay otras opciones como homeopatía, fitoterapia, etc. “Son soluciones más seguras, rápidas y seguras.” Y además, a modo de reflexión, también comentamos que son opciones más baratas porque a lo largo la salud mejora y se ha de recurrir a menos fármacos.