Hoy contamos con Paz Bañuelos, una antigua colaboradora del programa. Es médico y nutricionista especializada en nutrición macrobiótica. Su filosofía es clara: cuidar de uno mismo, de la propia salud y ser consciente de que “somos lo que comemos”.

En plena polémica sobre la medicina “alternativa“, las presiones ejercidas por parte de varios sectores en contra de todo aquello que ofrece una alternativa de vida sana como la homeopatía, la acupuntura, la osteopatía y la nutrición, están a la orden del día.

¿QUÉ COMEMOS?

Paz explica que en el ámbito de la comida rápida y precocinada cada persona tiene que valorar que cuando compra un determinado alimento que viene metido en una caja desde hace meses, dicho alimento ha sufrido todo tipo de transformaciones, se le han añadido un montón de sustancias para conservarlo, para darle color, para cambiar la textura, etc. Es obvio que no puede tener el mismo valor nutricional que un producto fresco.

En la sociedad de las prisas, Paz critica el afán de la industria alimentaria por minimizar el tiempo que le dedicamos a nuestra cocina. Muchos de los alimentos ya vienen troceados o incluso limpios para que no tengamos que dedicarle unos minutos a prepararlo.  En este sentido, cada persona tiene que plantearse cuáles son sus prioridades vitales, entre ellas su salud. Un ejemplo, señala la doctora, “cuando yo tengo una manzana en la mano, es una manzana; cuando yo me la como, esa manzana empieza a ser yo. Porque con los nutrientes que esa manzana me aporta, mis células van a transformar esos elementos en una parte de mí. Es evidente que el resultado de ese proceso no puede ser el mismo cuando comes una cosa o comes otra”.

Por otro lado, la doctora Bañuelos nos habla de la relación entre la calidad de los alimentos y nuestro organismo. En el caso del jamón, “¿por qué hay jamón de primera calidad y de segunda y, por otro lado, tenemos el jamón ibérico de bellota? La diferencia es que los últimos no viven hacinados y no comen nada más que bellotas. ¿En los cerdos si tiene importancia lo que comen y en los humanos no? Es evidente que la calidad de lo que comemos influye mucho en nuestra salud”.

A la hora de ir al supermercado, Paz explica que al comprar alimentos ecológicos hay que buscar productos que tengan certificación que diga que realmente es ecológico como tal.

Además, Paz Bañuelos también ha comentado que los alimentos que se cultivan en invierno y aguantan las duras condiciones climatológicas de esa estación del año también nos aportan esa misma cualidad al consumirlas. De ahí que sea tan importante consumir productos frescos y de la tierra.

Con respecto a la importancia de la nutrición en el cáncer de mama, Paz sostiene que “todo lo que nuestras células hacen lo hacen a partir de la materia prima que les damos”. “En la aparición del cáncer, la alimentación no es el único factor que influye, pero es un factor muy importante”. Continúa: “nutrirse no es meter comida en la boca, nuestra boca no es la que come. Lo que realmente tiene que comer son cada una de las células que conforman nuestro organismo, una por una”. “Desde que la industria alimentaria hizo aparición en el tema de la alimentación de manera masiva, esta se ha deteriorado”. “La alimentación que hacían las personas hace tres generaciones era una alimentación más limpia, más natural, más sana y la gente, en ese aspecto, estaba más cuidada, a pesar de que las condiciones en las que se vivía eran mucho más duras”, sostiene Paz Bañuelos.

Escucha el programa y suscríbete a nuestro canal de Ivoox donde encontrarás todos los programas de Así es la Vida!